Como Reparar Lentes Ray Ban Rayados

Durante mi viaje del ao pasado por Tailandia y Laos, me di dos. El primero en Chiang Mai, en la escuela «Lek Chaiya» en el 27 de Ratchadanmoen Road en el centro de la ciudad, y el segundo en Klong Phrao en la isla de Koh Chang, en el salón «Coco Massage». En la escuela, tras elegir la opción de que me lo diera una profesora, recibí un fantástico y ritualizado masaje con compresas de hierbas calientes, gracias a la pericia, conocimiento y entrega de la experta maestra.

El primer mes fue el mas crucial, simplemente lloraba,no entendia todavia lo que significaba estar lejos, me sentia emocionalmente conmovida, anhelaba todo lo que habia dejado atras, aqui, en mi pais. Solia salir fuera de la casa y observar los aviones que pasaban y pensar en que momento podria yo volver a casa. Pero no fue asi, segui solo mirando al cielo y preguntarme: y ahora que?Comenze a replantearme la situacion, dejando sentimientos de lado, darme cuenta del hecho de que cuantas personas quisieran estar ahi, en ese lugar y yo me preguntaba:que hago yo ?estoy dando pasos para salir de esta situacion?Y yo misma me respondia:no, no estoy haciendo absolutamente nada por adaptarme y ni siquiera estaba ayudando a mi hija a que ella se sintiera bien.

And as the schools become more and more dangerous for non Muslim students and teachers, with more time and resources devoted to discipline rather than to learning, French parents and would be parents are now silently factoring into their childbearing plans the present value of the future cost of what, they see, will now have to be added: private school tuition. And that means, of course, that those French people will plan on smaller families. And they will also be factoring in the growing cost, paid by them, those French taxpayers, for the whole expanding edifice of security, the guards in the schools, the guards at the train stations and m stations and airports and at government buildings everywhere, the costs of keeping the gravestones from being vandalized, the costs of protecting the synagogues and the churches, the costs for all those tapped phones and agents in mosques, and subsidies to lawyers and judges to hear charges and try cases against Muslims, and the costs of monitoring da’wa in the prisons (more than 50% Muslim)..

La palabra de hoy (en latín) es «dprimo pressi pressum 3 (de, premo) tr.: apretar de arriba a abajo, bajar, hundir, echar a pique [una nave], excavar [un foso], un canal // deprimir, rebajar, // oprimir, abatir. Por qué será que el verbo también a veces se utiliza como sinónimo de estar hundido anímicamente, de estar sumergido, de estar por debajo de lo que podemos sentir cuando todo brilla un poco más? Quizás tenga que ver con el hecho de que cuando una relación se acaba, lo primero que atinamos a hacer es a llorar, a acostarnos en una cama (a llorar, a pensar, a recapitular), a sentarnos con las manos en la cabeza (a llorar, a pensar, a recapitular) o a querer borrar al otro sin permitirnos hacer nada de lo previamente mencionado (lo que sería hundir el pensamiento). Cualquiera de esas posturas ante el desamor («you look like you’ve been for breakfast at the heartbreak hotel») implica necesariamente un hundimiento.

Etiquetado

Deja un comentario

gafas ray ban baratas| gafas ray ban baratas| Gafas Ray Ban Mujer| gafas ray ban redondas| gafas graduadas ray ban| ray ban hombre| gafas ray ban mujer| gafas graduadas ray ban| ray ban polarizadas| gafas graduadas ray ban| ray ban aviator mujer| gafas ray ban wayfarer| ray ban baratas| gafas ray ban mujer| gafas ray ban outlet| gafas de sol ray ban| gafas ray ban| gafas ray ban redondas